fbpx

III Premio “FRAY ANGELICO”

Premio Nacional de Diseño para la Transformación Social

https://fb.watch/fHrsPwbWPv/

investigación + creación + innovación

Y AQUÍ ESTÁN LOS 10 FINALISTAS

Esta experiencia de investigación – creación “Re-imaginar territorios de autonomía de lo femenino en Bogotá, Colombia” tiene como propósito diseñar una cocina como territorio de formación de subjetividad política para el ejercicio de la autonomía comunitaria. Este proyecto es subvencionado por el Centro Internacional de Investigación en Desarrollo y la Universidad de Carleton en Canadá, con el fin de reconocer, incentivar y potenciar la incorporación de la perspectiva de género en experiencias de diseño, en países de ingreso bajo y medio.

Se desarrolla desde una perspectiva interdisciplinar combinando conocimientos, prácticas y metodologías creativas del diseño, la comunicación, las ciencias sociales y los saberes populares. Las preguntas centrales que orientan esta experiencia son ¿Cómo se configuran alternativas al patriarcado desde procesos de diseño participativo que dan sentido a lo femenino como dimensión humana? ¿Cómo un proceso de creación colectiva de una cocina comunitaria permite re-crearla como territorio de formación de subjetividades políticas autónomas, para reivindicar el ejercicio de lo político en los espacios domésticos?

La sistematización de experiencias es la metodología de investigación social empleada y la creación colectiva constituye la praxis de activismo comunitario liderado por mujeres. La “sistematización de experiencias” (Mejía, 2010) se enmarca en los principios de la IAP (Investigación-Acción-Participativa) al ser una metodología que construye y valora la diversidad de saberes que emergen y acompañan a las prácticas, los procesos y los movimientos sociales desde las subjetividades y las disputas por el sentido, para ser alternativa al modelo hegemónico y colonial del pensamiento científico que busca la universalidad del conocimiento, al servicio del capitalismo.

Somos un laboratorio cultural y creativo ubicado en el barrio Santafé en la localidad de Los Mártires. El Olimpo se ha conformado cómo un espacio seguro para todas las personas pues, tenemos la convicción de que la diversidad es el motor de desarrollo de una sociedad, es por eso que nos dedicamos a crear laboratorios artísticos que tienen cómo objetivo fortalecer las diferentes habilidades creativas y personales de comunidades en situación de vulnerabilidad en el centro de Bogotá desde el año 2016.

El proyecto titulado mi pequeño maletín cero, se lleva a cabo en el Corregimiento de San Bernardo de Bata, el cual hace parte de la jurisdicción del municipio de Toledo, departamento Norte de Santander, la localidad pertenece a los municipios de la provincia de Pamplona y limita con el departamento de Arauca, siendo de gran importancia para la economía de los dos departamentos.
Para la realización de esta iniciativa se contó con el apoyo de la Comisión Intersectorial de la Primera Infancia, el Ministerio de Protección Social y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Ya que estas entidades u organismos cuentan con contratistas profesionales en diferentes áreas como pedagogía, psicología y nutrición, siendo estos especializados en la formación inicial y la salud de los infantes.
Asimismo, este proyecto se desarrolló bajo el acompañamiento del Programa Nacional Colombiano de cero a siempre, una estrategia que viene implementando el Gobierno Nacional, en cabeza del ICBF, para mejorar la salud física y emocional de los niños en edades entre los cero y los cinco años de edad. Además, busca potenciar todas las habilidades y responsabilidades del ser humano en sus primeros años de vida, ya que en esta etapa es cuando existe un mayor desarrollo neuronal, físico y afectivo en los niños.
Según Rozo, (2019) Las familias beneficiarias del programa de cero a siempre pertenecen a los estratos socio económicos 1 y 2 éstos divididos en los siguientes porcentajes: Estrato 1: 80% Estrato 2: 20%.
Durante la fase del diagnóstico se pudo observar que, en estas familias, los padres se dedican en la mayoría del tiempo a trabajar en actividades productivas para conseguir el sustento de sus hogares, lo cual quiere decir que el tiempo para compartir en familia es limitado. Por otra parte, se puedo apreciar que el 98% son las madres quienes representan a sus hijos, mientras que sólo un 2% de los padres, asisten y participan de los encuentros.
En estos hogares viven familias numerosas conformadas por abuelos, tíos y primos, en estos, se evidencia falta de atención, dedicación, tiempo y crianza amorosa, lo que conlleva a que sean permisivos con los menores. Por lo tanto, se genera pérdida de comunicación, valores y lazos afectivos. También, se evidenció que los infantes presentan desinterés y dificultades a la hora de expresar sus ideas de manera individual y grupal.
Durante la recolección de la información se logró determinar que uno de los factores influyentes en que los niños no tengan un buen desarrollo de la dimensión comunicativa, es el bajo nivel de educación de los padres o el desinterés por el tema.
La zona rural del corregimiento de San Bernardo de Bata, no es ajena a esta situación, así lo manifiestan las educadoras, quienes son testigos de la falta de interés de los padres en la formación de sus hijos, ya que estos no invierten el tiempo necesario para la enseñanza durante el crecimiento del desarrollo de la etapa infantil o no saben cómo hacerlo.
Durante las visitas de campo se recolectó información cuantitativa y cualitativa mediante instrumentos como entrevistas y diarios de campo, con el fin de identificar las problemáticas persistentes en cada uno de los hogares. En ellas, se detectó que hay falencias en algunos puntos del desarrollo infantil, específicamente en la dimensión comunicativa. Cabe resaltar que son niños no escolarizados y por falta de apoyo no logran desarrollar correctamente sus habilidades y capacidades comunicativas, dicha problemática no se logra mitigar en los encuentros que se realizan semanalmente con el programa, ya que los tiempos son demasiado cortos y se requiere continuidad en el trabajo para poder tener resultados significativos.

https://drive.google.com/file/d/1A4EvogzByRfhR1Mj1sGEvBOGZYIoxo1D/view?usp=sharing

El desplazamiento en Colombia ha sido un fenómeno extenso, causado principalmente por el conflicto armado que ha padecido el país. Según cifras de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), durante 2018 hubo más de 30,517 desplazados, sumando una cifra de 7,7 millones de personas afectadas desde 1985. Adicionalmente, pero no menos importante, a esta gran demanda de vivienda se le suma otra numerosa cantidad de personas que también requieren ayuda de la sociedad para acceder a una vida digna, como por ejemplo aquellos que se encuentran en situación de pobreza extrema, afectados por desastres naturales o residentes en zonas de alto riesgo no mitigable.

En respuesta a esta situación, el Estado colombiano ha adoptado una política que incluye al Programa de Vivienda Gratuita, con el propósito final de contribuir a la re-construcción de la vida de calidad de los menos favorecidos de nuestra sociedad. ¿Qué sucede en estas urbanizaciones? ¿Qué implicaciones tiene el contar con diferentes formas de habitar?

El objetivo del proyecto es facilitar la construcción de una vida de calidad a víctimas de desplazamiento forzado, beneficiarias del Programa de Vivienda Gratuita. Se busca favorecer la acción colectiva a partir del calor humano, al facilitar la construcción de visiones compartidas sobre el buen vivir.

Como resultado de esta acción, la urbanización de Vivienda de Interés Prioritario (VIP) ganó un equipo de personas denominados Vecinos en Reunión, que ahora no solo saben como aprender y enseñar a convivir, sino que adicionalmente han descubierto que por ser quienes son tienen las capacidades necesarias para crear iniciativas poderosas que logren gestar cambios en su comunidad. Hoy en día, de manera autónoma buscan oportunidades que permitan celebrar su identidad rural e incrementar el bienestar de su comunidad, pues han convertido en gestores y realizadores de proyectos que buscan la transformación cultural a nivel local.

Este proyecto está enfocado en el trabajo artesanal tejido, donde buscamos que a través de nuestro los materiales tomen forma, además de recopilar materiales desechados como bolsa plástica para darle un nuevo uso, evitando que contamine nuestros campos y dando color y textura a productos diferentes que combinados con otros materiales son el atractivo.

 

La comuna San José en la ciudad de Manizales está ubicada en el centro de la ciudad sin embargo ha estado marginada por diferentes acciones urbanísticas a pesar que tiene una carga histórica importante. En la actualidad es sujeto de una renovación urbana que comenzó en el año 2009. En su poca planificación rompió los tejidos socio espaciales y dinámicas barriales que son características de lo popular. Metaterritorio busca, a partir de la memoria individual de sus habitantes, construir una memoria colectiva a travez de la narración de recuerdos localizados en lugares que ya no existen espacialmente pero que son significativos para sus habitantes y resalta esos espacios a partir de una narrativa transmedia. Buscamos reconstruir simbólicamente el territorio, resignificar sus lugares y evitar su olvido. Las narraciones transmedia nos permiten contar la historia de cada uno de los lugares a travez de diferentes instanciaciones y llegar a diversas audiencias. Se realizan microdocumentales que cuentan historias de vida de habitantes en el barrio, historia de los lugares y animaciones que dan cuenta de cómo San José llegó al estado actual. También se llevan a cabo talleres colaborativos con la comunidad que a partir de disparadores de memoria (fotografías y objetos) llevan a recordar el lugar y, a travez de la narración de recuerdos convertirlos en imágenes que sirven de bocetos para la elaboración de murales. Dichos murales se pintan con la comunidad en el lugar específico del cual se hablo en el taller para su resignificación. De igual manera se diseñó una página web que recoge el proyecto y permite mostrar los avances y resultados. Tenemos entonces un ecosistema transmedia que se alimenta con material de cada lugar o con nuevas instanciaciones que puedan aparecer en el futuro.

a. Cómo surge el proyecto?

La experiencia educativa de diseño social para el cambio, es un espacio académico con sentido democrático que nos brinda la universidad para que desde nuestras asignaturas se generen proyectos de impacto comunitario. Así las cosas, la asignatura de Diseño de Comunicación Visual, a través del proyecto Murales Rurales y Colores por la Vida, nos permite como docentes desarrollar actividades de Aprendizaje y Servicio con nuestros estudiantes y diversas comunidades de la región. Nos posibilita un espacio de reflexión y dialogo frente a temas reales de nuestro contexto, fundamentales para que los contenidos de nuestra asignatura se articulen y generen soluciones a través de procesos de co-creación.

b. ¿En qué consistió la propuesta?

La situación educativa Murales Rurales, nace de la necesidad de involucrar a nuestros estudiantes con temas de nuestra realidad a partir del reconocimiento, aprendizaje y necesidades del contexto rural de la ciudad de Cali, desde, una perspectiva de espacio y tiempo con el objetivo de afianzar competencias en torno al pensamiento critico, la convivencia y la comunicación, fundamentales para fomentar sistemas de comunicación visual necesarios en la disciplina del diseño.

 

MAGTT es una silla de ruedas todoterreno que responde a una falencia encontrada en relación con la disponibilidad de sillas de ruedas que pudieran ser utilizadas en los entornos rurales de Colombia. La silla está diseñada con un marco fabricado en una aleación de magnesio que la hace resistente, rígida, estable y muy liviana. La configuración de sus ruedas maximiza su estabilidad en terrenos no uniformes. Cuenta con un sistema de impulsión por palancas que optimiza la fuerza que el usuario genera para moverse. También, tiene un sistema de frenos de disco que hace el frenado más seguro y eficiente. Además, permite una adaptación dimensional al cuerpo del usuario por medio de mecanismos de ajuste ubicados en el espaldar, el reposa-pies y el soporte del eje trasero.
Para el desarrollo de la silla se implementaron metodologías de diseño participativo que permitieron una comunicación directa y activa con un grupo de usuarios en cada una de las etapas del proceso. La silla fue validada funcional y estructuralmente bajo protocolos y estándares internacionales.
El proyecto ha participado en exposiciones internacionales, como la 7° Bienal Iberoamericana de Diseño donde recibió una mención en la categoría de Investigación y Diseño. También participó en la exposición Diseño Transformador en SIGRADI 2020.
La puesta en operación del producto se espera llevar a cabo bajo una metodología de alianzas estratégicas con instituciones y organismos gubernamentales y no gubernamentales que se enfoquen en atender las necesidades de esta población. 

En el año 2019, el taller 1enUNO, contactó con la comunidad de la urbanización Villa Flor en el municipio de Argelia (Sur oriente antioqueño) para diseñar y construir 2 espacios de sombra y mobiliario urbano que contribuyeran a la apropiación del espacio público y el disfrute de sus usuarios. Esta urbanización hizo parte del programa de cien mil viviendas gratis del ministerio de vivienda en el 2018, y dado su carácter de interés social, los recursos y los esfuerzos gubernamentales se centran principalmente en el habitáculo, dejando un poco de lado el componente urbano y el espacio público. Aquí el taller encuentra una posibilidad de trabajo con la comunidad.
Se contacta a la líder para percibir su interés en recibir la obra y en motivar a la comunidad para apropiarse y mantenerla en el tiempo. Si bien el proyecto entregado y construido puede tener un carácter efímero de alrededor de 3 años, es fundamental que su cuidado y uso genere en los habitantes de la urbanización una dinámica colaborativa que los integre como comunidad.
Luego, en el municipio de Argelia, se realizó un taller colaborativo entre los estudiantes, docentes y una muestra representativa de la comunidad. Se reconoció y entendió el lugar, se priorizaron las necesidades, se ajustaron las expectativas y se definieron algunas ideas.
Al terminar el taller, y de regreso a la Universidad, los estudiantes presentan de manera anónima y bajo la modalidad de concurso su propuesta. Algunos lideres de la comunidad son invitados al juzgamiento del concurso y con la colaboración de docente invitados de la USTA y otras universidades de la ciudad, se eligen los ganadores.
Luego las 2 propuestas ganadoras se pasan a desarrollar técnicamente con el apoyo de los estudiantes del semillero de investigación y se construyen. En este proceso académicamente se dan unas reflexiones muy valiosas, tanto para los estudiantes como para los docentes, pues se pasa de la idea en papel y maqueta a la realidad de los materiales, su manipulación, trasformación y transporte.
En una última etapa, la comunidad se integra y participa en la instalación de los proyectos traslados desde Medellín hasta la urbanización en Argelia, aprendiendo en el proceso, los principios básicos para su mantenimiento y buen uso.

Hugger Island es un emprendimiento social que enseña a ponerle inteligencia a las emociones a través de un personaje que existe para abrazar. Diseñamos objetos y experiencias para el desarrollo de la inteligencia emocional con una metodología que usa el cuerpo como instrumento y la naturaleza como fuente de aprendizaje. Es así como nuestro personaje nace de la fuerza de una crisis junto con su isla, y enseña qué hacer con la rabia, el miedo o la tristeza a través de la fuerza del afecto, representado en un abrazo.
Diseñamos talleres, herramientas y espacios a través de la narrativa de este personaje que, sin ojos, orejas ni boca enseña que tener rabia es tan natural como tener ganas de orinar, solo que en el colegio, nos enseñaron más a ponerle inteligencia a la trigonometría que a las emociones.

Un Abrazador es un reflejo del corazón humano, donde la fuerza, energía y potencia del afecto, activa poderes, trucos simples y útiles, para estar bien, acompañar a otros, incluso desconocidos con las donaciones. Sabemos que detrás de la violencia intrafamiliar, el abuso o el maltrato hay mal manejo de la rabia o miedo al abandono y detrás de los celos, miedo de que nos dejen de querer. El 91% de abusadores sexuales fueron niños abusados. Ese es nuestro problema y oportunidad. Sabemos la fuerza que tiene el afecto para cambiar, y con nuestra historia, pretendemos poner el corazón por delante para romper círculos que permitan crecer en una sociedad más sana.

Funcionamos bajo un modelo de consumo solidario: si tu compras una de nuestras herramientas, puedes donar otra a instituciones aliadas.

Hasta el momento, más de 6.000 personas han tomado nuestros talleres, la mitad de ellas de manera virtual y 31.000 personas tienen un Abrazador, tenemos 3 libros publicados, 15 en machote y un prototipo digital validado que nos ayudará a mejorar la salud mental de miles de personas en Colombia y Latinoamerica. Tenemos más de 32 instituciones que han recibido donaciones a través de nuestro modelo de negocio, y más de 31.000 compradores a los que no nutrimos más por falta de recursos para escalar el proyecto.

El diseño para la transformación social implica una apuesta de la Universidad Santo Tomás que reconoce la capacidad dialógica del diseño para impactar positivamente en problemas sociales, económicos y culturales (tanto desde la teoría como desde la praxis) desde, para y a través del diseño. El Foro de diseño de Barcelona en el 2016, presenta la actualidad del diseño “como práctica reflexiva, consciente del amplio abanico de sus implicaciones ambientales, socio-políticas y culturales”, por lo que pretende superar la visión en la que el diseño como solucionador de problemas comunicativos que en todo caso son pre-existentes. Todas las actividades humanas se encuentran atravesadas por algún tipo de diseño, al tiempo que los procesos y resultados en diseño afectan y potencialmente transforman el contexto en el que son recibidos. En esta medida, el diseño es una actividad transformadora de la sociedad, las relaciones humanas y, en consecuencia, se potencia como una estrategia para el alcance del cambio social, el fortalecimiento de las relaciones humanas y naturales, y el alcance de la paz.

El pensamiento en diseño, la comunicación visual, y la producción material se han posicionado como estrategias posibles para el cambio social, que han tenido su lugar en Colombia en procesos a través del diseño textil inclusivo, los procesos participativos de creación en diseño, el trabajo comunitario desde el pensamiento gráfico, el ecodiseño de productos y servicios, el diseño digital para el mejoramiento social e individual, las economías circulares en la moda, la comunicación visual en temas de urgencia política y cultural, entre muchas otras acciones que podrían mencionarse y son merecedoras de reconocimiento que este premio propone visibilizar y reconocer. 

En consecuencia, entregaremos el Tercer premio “Fray Angelico”, Premio Nacional de Diseño para la Transformación Social. Busca visibilizar y reconocer los procesos y resultados que, a propósito del diseño en su relación con en la sociedad y cultura colombiana, están en camino o han logrado transformar entornos humanos en escenarios sociales, económicos o culturales en nuestro país. El Premio Nacional se entrega en una sola categoría en el marco del 10EID, fallado por un jurado nacional de alto nivel.

Para este año, el premio no recibe postulaciones individuales. Todo el proceso de reconocimiento, selección y premiación está a cargo del Comité de Selección por medio de lista curatorial.

Para participar en el premio Fray Angélico clik aquí:

Para consultar las condiciones de la convocatoria clik aquí: 

JURADO EDICIÓN

2022

Pastora Correa

Pastora Correa nació en Chimá (Córdoba). Su crianza transcurrió en Medellín. Es delineante de arquitectura e ingeniería del Colegio Mayor de Antioquia y diseñadora gráfica de la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Como socia de la oficina de diseño, Pictograma, desarrolló publicaciones periódicas y diseño de identidad visual para empresas del sector productivo y proyectos editoriales para instituciones de educación superior. Ha sido docente de la Universidad Javeriana y de La Tadeo, donde se desempeñó hasta febrero de 2022 como directora del Área Académica de Diseño Visual e Interactivo, conformada por los programas de Diseño Gráfico, Diseño y Gestión de la Moda, Diseño Interactivo y Realización en Animación. Ha sido miembro del grupo institucional para la autoevaluación con fines de acreditación.

En su consideración, uno de sus mayores logros consiste en la obtención de la acreditación de alta calidad del programa de Diseño Gráfico y su renovación, así como la participación en la creación de cuatro programas académicos de pregrado. Fue miembro del consejo directivo del Centro de Competitividad de la Industria de la Comunicación Gráfica, Cigraf. Ha sido miembro del comité gráfico y editorial de la revista estudiantil La Brújula y del Consejo editorial de la revista Proyectodiseño. Fue miembro del Consejo Directivo de la Asociación de Amigos del Museo Nacional. En 2016 fue reconocida como Embajadora del Diseño Latino por la Universidad de Palermo, Argentina. En ese mismo año recibió la distinción como la Decana del Diseño en Colombia, otorgada por Andigraf en el evento DÍA+E. En el año 2020 recibió la distinción de Miembro Honorífico de la Red Académica de Diseño, Diseño, RAD.

Sandra Forero Salazar

Diseñadora  Industrial (pontificia universidad Javeriana). Especialista en gestión de proyectos, magister en educación y estudiante de doctorado en ciencias de la educación. Docente del programa de diseño industrial de la Universidad de Pamplona desde el 2004 a la fecha y directora del grupo de imvestigación PUNTO.

Coppelia Herrán Cuartas

Diseñadora industrial con maestría en Antropología Social y Doctorado en Ciencias Sociales. Mi interés y campo de experticia se concentra en el área de investigación cualitativa para el diseño social y participativo en el que se pueden visibilizar y solucionar tensiones, identificando nuevas oportunidades a través de ejercicios de codiseño.

Como docente-investigadora asociada para la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Pontificia Bolivariana sede Medellín, dirijo el observatorio de ciudad, para temas de espacio público y diseño de mobiliario urbano y la coordinación de la línea de investigación Dinámicas de la Cultura Material y el Semillero Culturama del Grupo de Investigación y Estudios en Diseño -GED-. Este último se enfoca en la producción del conocimiento sobre las dinámicas socio-culturales en torno a la cultura material (objeto, construcción, gráfica, vestuario) en contextos públicos y domésticos. Trabajé como investigadora externa para INSTITUTE FOR MONEY, TECHNOLOGY & FINANCIAL INCLUSION -IMTI- en Irvine California University, entre los años 2012 y 2014 para desarrollar proyectos asociados al manejo del dinero móvil y las tecnologías en países en vía de desarrollo.

Valentina Suárez

Diseñadora de modas, enfocada en el diseño sostenible. Colombiana residente en Uruguay. Desde el 2016 es Co-Fundadora y Directora General del movimiento internacional de moda sostenible latinoamericana Universo MOLA, programa de la Fundación Entre Soles y Lunas. Lleva adelante la marca de indumentaria DOLMEN.

Conferencista de consciencia, sostenibilidad y diseño; ha sido invitada a participar del Encuentro Internacional Patrimonio para el Desarrollo Sostenible organizado por la AECID en Madrid, España; coordinadora de moda sostenible de los Premios Latinoamérica Verde 2020 y 2021; y presentadora en la Alfombra Verde 2020 y 2021, entre otras conferencias y charlas en diferentes países de América Latina.

Marisol Orozco-Álvarez

Doctora en Artes y Diseño por la Universidad Nacional Autónoma de México. Magíster en lingüística por la Universidad del Cauca. Maestra en Artes plásticas con énfasis en diseño gráfico por la Universidad del Cauca. Par evaluador reconocida por MinCiencias. Profesora titular e investigadora de la Universidad del Cauca, adscrita a la Facultad de Artes, departamento de diseño; directora del grupo de investigación diseño y sociedad del departamento de diseño. Con experiencia profesional en el diseño de materiales didácticos en lenguas indígenas. Sus líneas de investigación son: Culturas ancestrales, comunicación visual, diseño editorial y tipográfico, desde donde interviene en proyectos que analizan realidades sociales y comunales que estén afectando la producción de materiales visuales, escritos para lenguas indígenas, en pro de revitalizar y fortalecer las lenguas ancestrales en peligro de extinción; decolonialidad, espacio que posibilita pensar el diseño desde la perspectiva decolonial, deconstruyendo lugares hegemónicos de acción de la disciplina e involucrando actores sociales, líderes comunitarios, saberes locales y formas de producción coherentes con el contexto regional y cultural; historia del Arte y el diseño Latinoamericanos, que permite abrir el espectro de estudio sobre la historia del arte y el diseño que se gesta y produce en Latinoamérica, ampliando el mapa geopolítico de producciones del centro a periferias artísticas y de diseño, visibilizando expresiones estéticas de pueblos y comunidades de este territorio. Galardonada con la medalla Alfonso Caso, máximo reconocimiento otorgado por la Universidad Nacional Autónoma de México a los estudiantes de posgrado; con tesis doctoral meritoria.

Cualquier duda relacionada con el Fray Angélico puede comunicarla a Jeice Hernández, profesora coordinadora del Premio, al correo jeicehernandez@usantotomas.edu.co